lunes, 30 de abril de 2012

contemplo los horribles amaneceres que consumen los velos de la noche en las desolasiones infinitas .surgen de mis lavios de piedra una musica que se eleva hasia el orisonte cobriso una melodia fuerte y triste extraña de gran sonoridad como el canto de las estrellas negras como la letania de los dioses k invocan al olvido.es una musica que entrenese el desierto llegando hasta mi corazon de roca y que retumba en el granito de tumbas secretas y en lo seco de mi alegria como trompetas del destino se unen al negro silencio de lo eterno..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada